Cómo conseguir el vestidor perfecto de Diana Barry Dic, 2020

Muchos desean tener un camerino en su Cuarto. Un vestidor es un elemento clave para poder tener nuestra ropa ordenada y ordenada. Puede ahorrarnos mucho tiempo en encontrar lo que queremos ponernos y hacer nuestro estilo. Para que puedas tener el vestidor perfecto, te compartimos algunos de sus componentes principales.

Crédito de la imagen por Englanderline

Un factor clave en cualquier vestidor son los colores, tanto de las paredes como del mobiliario. Este aspecto depende en gran medida de la iluminación del lugar. Si el vestidor tiene luz natural, hay mayor libertad de elección. Una idea es optar por un mural o papel tapiz para las paredes. Por el contrario, si no tienes luz natural, la mejor alternativa son los colores sólidos y claros, como el blanco o el beige.

Los tonos neutros son los favoritos para esta zona. Por ejemplo, el gris, el blanco, el marrón y el beige son los más adecuados para pintar las paredes. Hay que tener en cuenta la ropa y el calzado, ya que aportan mucha fuerza al vestuario. Además, los tonos como naranjas y amarillos pueden funcionar muy bien, dando luminosidad y amplitud.

Los vestidores pueden tener diferentes tipos de distribuciones: forma de pasillo, forma de L o forma de U. Para que el vestidor tenga el adecuado, hay dos opciones: si el vestidor tiene dos puertas (una de entrada y otra de salida), lo ideal es colocar puertas de entrada en el armario para que el espacio luzca más recogido y limpio .

Las puertas pueden ser de tres tipos: abatibles (apertura hacia el exterior), abatibles y correderas (correderas). Otras opciones son el cristal, perfecto para ver la ropa a través de él; madera, metal e incluso forrado con papel.

Se recomiendan las puertas correderas cuando el espacio es limitado, ya que ahorran espacio. Por otro lado, las plegables son las más adecuadas si la superficie es mayor.

La iluminación será fundamental para poder apreciar todo el repertorio de prendas que está a nuestro alcance.

La luz natural no será un problema en un gran vestidor. Si el espacio es limitado, una recomendación es colocar las ventanas estratégicamente, por ejemplo, sobre el marco del gabinete.

La luz artificial se puede generar a través de diferentes elementos. Puede utilizar una lámpara colgante, techo, focos direccionales, huecos, luz más detallada que se enfoque en ropa y accesorios, etc. Lo mejor será una lámpara de techo que ilumine toda la habitación. Además, las bombillas se pueden colocar en las zonas más críticas, como el armario o el zapatero. Para los cajones, se pueden llevar a tiras o tubos fluorescentes.

Entre los muebles necesarios en un vestidor se encuentra el armario, el zapatero, una cómoda y estantes o cajones. El armario puede ser uno con puertas correderas, perfecto para habitaciones pequeñas. El zapatero puede ser en blanco y negro, una fantástica solución de almacenamiento para el vestidor. La cómoda es un mueble fundamental para guardar accesorios, camisetas, etc. Los estantes o cajones son perfectos para organizar la ropa.

Se recomienda que las baldas tengan 1,60 m de altura y tengan barras para colgar para evitar que la ropa se arrugue. Los cajones deben tener 15 cm por 50 cm de ancho. Además de esto, también es fundamental dejar una zona superior libre para sábanas o bolsas de viaje y espacio en la parte inferior para zapatos.

Los espejos son imprescindibles en un vestidor. Tienen un gran sentido estético y práctico. Por un lado, amplían visualmente el espacio. Por otro lado, son beneficiosos a la hora de vestirse, peinarse y maquillarse.

A %d blogueros les gusta esto: